domingo, 14 de enero de 2018

Arte eres tú



La gloria del pincel es tu mirada,
que pinta con el trazo delicado;
la gloria del poeta enamorado
es fundirse en poesía con su amada.

Tu risa es como el cántico de un hada,
yo brillo con su brillo ilusionado;
me olvido del futuro y del pasado,
gozando tu alegría entusiasmada.

Tu cuerpo es la escultura más perfecta,
mis dedos, bruñidores de tu piel;
la caricia se torna en arquitecta.

Tus labios son más dulces que la miel,
tus besos, la ambrosía predilecta
que vuelve mi desierto en un vergel.

Publicar un comentario